BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Paquetes turisticos Fuullday

Buscar este blog

Entradas populares

lunes, 10 de mayo de 2010

EL PODER DE LA RISA /Varios Chistes Cristianos


Pisa la imagen para ampliar y ver mejor

¿QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE RISA Y SALUD?
Ya Francis Bacon decía que “la risa produce una dilatación en la boca y labios; una expulsión continua de respiración con un ruido estentóreo que produce la interjección de la risa y la agitación de los pechos y laterales; si es violenta y continuada, los ojos se llenan de agua”.
Y, ciertamente, según las últimas investigaciones la risa tiene unos poderes medicinales que muchas civilizaciones antiguas conocían y que se mencionan incluso en la Biblia: “Un corazón alegre es como una buena medicina pero un espíritu deprimido seca los huesos”. Hoy se sabe que la risa es capaz nada menos que de cambiar la química del cuerpo y la frecuencia de las ondas cerebrales.
Sin duda, el sentido del humor de los pacientes es algo que los médicos valoran aunque sea a nivel inconsciente. Sin embargo, debido a que resulta algo obvio el papel que juega el humor en la salud, no se suele discutir de forma explícita en ninguna Facultad de Medicina y no existe ningún tipo de registro sanitario acerca de si el sentido del humor de los pacientes es normal o no. Como si existiese un cierto rechazo a aceptar aquello que no es medible con los sofisticados aparatos de que disponen los hospitales.
Pero lo cierto es que cuando alguien nos sonríe -incluso si es un desconocido- y le devolvemos la sonrisa nos sentimos mejor, cambia nuestra actitud y nos invade la sensación de que todo va bien. En los seres humanos sonreír está íntimamente ligado a la capacidad de dar y recibir. Eso produce un trasvase de energías muy saludable que se traduce en una vida más feliz. Los taoístas de la antigua China, por ejemplo, hacían ejercicios de meditación para practicar la sonrisa interior; con ello conseguían aumentar su salud física y mental. El asunto consistía en ir sonriendo a sus órganos internos y lo hacían en cuatro tiempos: inspirar (relajarse), espirar, (sonreír), inspirar (sentirse vivo), espirar (disfrutar del momento: la vida es maravillosa). Y es que consideraban que la sonrisa que estaba dirigida a uno mismo garantizaba la salud, la felicidad, la longevidad y, en definitiva, se traducía en vivir en armonía consigo mismo y con el entorno.

LA RISA Y LA COMUNICACIÓN
A lo largo de nuestra vida nos vamos conformando una personalidad externa que es la que nos sirve para relacionarnos con el exterior aunque eso en muchas ocasiones tenga poco que ver con lo que realmente somos. Sin embargo, los convencionalismos, el miedo al dolor, la necesidad de adaptarnos a un determinado ambiente, la falta de libertad, la necesidad de mostrar una imagen que sea aceptada por los demás, etc., nos ha hecho adquirir una serie de escudos que aparentemente nos protegen pero que, al mismo tiempo, nos alejan de los demás.
Así, en muchos momentos del día en realidad estamos representando un papel como si la vida se tratara de una obra de teatro. Sin darnos cuenta, tendemos cada vez más a dramatizar cosas insignificantes que se convierten en problemas insolubles que nos mantienen prisioneros de una realidad “objetiva” que sólo lo es para nosotros.
No obstante, cuando miramos hacia atrás vemos que nuestro pasado está salpicado de problemas que, actuando como acicate, nos han hecho crecer y recordamos que quizá en esos momentos alguien a nuestro lado nos dijo sin que le escucháramos: “Esto también pasará”.
Pues bien, si se aplica la risa a esas situaciones, exagerando el problema hasta el límite, desmenuzándolo y dramatizándolo con sentido del humor hasta convertirlo en algo ridículo que provoque la risa, se consiguen eliminar los miedos y encontrar la actitud correcta para hallar la solución más idónea.
En este sentido, existen grupos de terapia de la risa que intentan, en un ambiente de respeto y confianza, ayudar a esa “teatralización” de los conflictos con técnicas de psicodrama. Los componentes del grupo utilizan el juego, las bromas, las cosquillas o cualquier cosa que active el sentido del humor para que la persona se distancie del problema, supere el miedo a enfrentarse a él, aprenda a reírse de sí misma, a juzgarse con cariño… y, en definitiva, a soltar tensiones en lugar de reprimirlas.
Pero es que, además, la risa es un maravilloso mecanismo de comunicación entre los seres humanos. Las personas que han compartido situaciones de humor, que se han reído juntas, se sienten más cercanas, más libres, capaces de saltar los límites de los convencionalismos sociales, creándose unos canales de comunicación difíciles de conseguir de otro modo. Según se desprende de las mediciones realizadas por medio de los electroencefalogramas, las ondas cerebrales del grupo se sincronizan y se produce una armonización natural en los procesos mentales. No hay barreras o límites que la risa no sea capaz de traspasar.
RISA Y SALUD

Desde hace unos años se habla mucho del poder curativo de la risa. Especialmente, desde que se comprobó en experimentos realizados en hospitales que la risa ayuda a recuperar antes la salud de los enfermos, que produce cambios en la química del cuerpo, que modifica la frecuencia de las ondas cerebrales, que activa áreas dormidas del cerebro y que produce conexiones entre éste y el corazón creando estados de armonía interior.
En la filosofía Zen también consideran la risa como “una de las medicinas más penetrantes con que la naturaleza ha provisto al hombre” en tanto “es capaz de hacer surgir del interior energías curativas muy potentes”. Por otra parte, ayuda a conectar con uno de los objetivos de la meditación zen: parar el pensamiento. De hecho, es imposible reír y pensar a la vez: si la risa es auténtica, la mente desaparece.

APRENDIENDO A REÍR

Dicen que el mundo se está olvidando de reir y tal vez por eso surgen cursillos intensivos, se editan libros para enseñar a reír a la gente, se ponen en marcha seminarios en las escuelas, entre el personal sanitario de los hospitales, en algunos organismos públicos e, incluso, en empresas privadas. Todos ellos han descubierto que la risa es un mecanismo de equilibrio que intentan poner en marcha, unas veces por cuestiones de salud y otras con fines puramente económicos buscando una mayor rentabilidad.
Y bien está que la ciencia recurra a estos métodos naturales para favorecer y despertar el potencial de la persona pero, ¿tendrá los mismos efectos una carcajada producto del “adiestramiento” que una que surge del interior?
Bien está también, por tanto, que algunos hospitales se hayan decidido a promocionar la existencia de una sala especial donde el humor sea el protagonista principal y los pacientes compartan anécdotas, se cuenten chistes y vayan a ellas a reírse pero, ¿esta “planificación” no disminuirá el potencial transformador de la risa natural? ¿No estaremos a punto de “prescribir” unas cuantas carcajadas en lugar de un analgésico? Qué duda cabe de que es un paso adelante y de que no existirán los efectos secundarios que producen los medicamentos pero, ¿no correremos el riesgo de que en poco tiempo provocar la risa se convierta en algo tan poco natural que pierda todo su efecto de expansión, de conmoción del ser humano integral (cuerpo físico, energías, emociones y mente)?
Hace ya varios años surgió en Estados Unidos un médico sorprendente -el doctor Patch Adams- que revolucionó los conceptos establecidos en lo concerniente a la relación médico-paciente creando un hospital donde el sentido del humor y la risa eran las principales medicinas. No algo tan artificial y puntual como esa “sala de humor” de algunos hospitales, que no deja de ser una especie de guetto aislado de la gigantesca maquinaria que es un hospital. No. El doctor Adams puso en marcha unos nuevos canales de comunicación -todos los médicos y asistentes van vestidos de payasos- basados en el amor porque descubrió que cuando éste y la risa van juntos se convierten en la medicina por excelencia. Asimismo, descubrió que cuando al médico le interesa el ser humano que tiene delante como una persona global -y no como alguien que, por ejemplo, tiene el hígado enfermo- se acortan las distancias y se activan las capacidades curativas del paciente. El médico se convierte así en un facilitador, en un acompañante -terapeuta- que ayuda no sólo con sus conocimientos técnicos sino con su comprensión y cercanía. La experiencia de Patch Adams y su proyecto -sobre el que se hizo una película que se estrenó en todo el mundo el pasado año- es por ello un punto de referencia. Y no sólo para los médicos de cualquier especialidad sino para los psicólogos y terapeutas que participan de esa misma filosofía.

VARIOS CHISTES CRISTIANOS

  • Estaba un Pastor celebrando un culto y dice: ¡Alabad, hermanos!. Y contesta una señora: ¡Y a planchad también que dejé mucha ropa!
  • un pastor sale corriendo porque lo persigue un león de repente el Pastor se arrodilla y dice: Señor, te pido que este león se vuelva cristiano. El león se arrodilla y dice: Señor, bendice estos alimentos que voy a comer.

  • Después de un culto, tres jóvenes miembros de la congregación se reúnen a la salida y empiezan a presentarse entre ellos: - Me llamo Pablo, pero no soy apóstol. - Me llamo Pedro, pero no soy santo. - Bueno, mi nombre es María, y no sé qué decir...

  • El Pastor, en un culto dice: Hermanos, hoy vamos a hablar de la mentira y de los mentirosos. ¿Cuántos de vosotros recordáis qué dice el capítulo 32 de San Lucas? Todo el mundo levanta la mano. - Precisamente, a eso me refiero. El evangelio de San Lucas sólo tiene 24 capítulos.
  • Un señor llega a orillas del río jordan y pregunta cuanto dinero le costará cruzarlo, el botero le dice: -Cincuenta euros. -Me parece un poco caro, dice el señor. Comprenda que aquí caminó Jesús sobre las aguas. ¡No me sorprende con los precios que cobran!
  • Estaba el pastor dando el mensaje en el culto, y dijo: En este pueblo se ha perdido la fe.Y un borracho que pasaba por ahi responde en voz alta: ¡Pues de aquí no sale nadie hasta que aparezca!


  • Un día en un pueblo apareció muerto un burro frente a la iglesia, y pasaban los días y nadie lo recogía, y el pastor manda a la secretaria de la iglesia a llamar al alcalde y le dice: Señor alcalde, usted como alcalde por qué no manda que recojan ese burro.El alcalde que no estaba ese día de muy buen humor le responde: Y usted como buena cristiana dele una cristiana sepultura.Y la secretaria responde: Sí, pero como buena cristiana es también mi deber avisar a sus familiares.


  • En una misión entregamos unos folletos de salvación, y llegamos a una tienda a comprar agua. Un hombre estaba leyendo el folleto y le preguntó a su amigo como llegar a Jesús, y el amigo le contestó, "¡Pues caminando!"
  • Una niña caminaba con sus padres por la calle rumbo a la iglesia. Llevaba consigo dos monedas, una para ella y otra para el Señor. De pronto perdió una de ellas en la alcantarilla y exclamó: "¡Qué pena, perdí la del Señor!"
  • Un hermano estaba preparando mucho té. Llegó otro hermano y le preguntó: "¿Por qué estás haciendo mucho té?" Él le contestó: "Es que el pastor dijo: 'Dios viene: Prepárate!'",
  • Una vez estaba yo quebrantándome en la presencia de Dios y la puerta de mi cuarto estaba un poco abierta. Escuché que alguien la abrió más y era mi hija. Al ver ella que yo lloraba se regresó, pero asustada. Escuché que le dijo a mi hijo: "¡Mi mami está hablando con Dios y creo que la está regañando por que ella está llorando!" Luego, terminé mi oración y la llamé. Cuando me contestó estaba llorando y me dijo: "Yo no tengo la culpa. Dile a Dios que tú fuiste a mi. ¡No me metas en tus cosas!" .
  • Una hermana estaba orando, reprendiendo y echaba fuera todo tipo de demonios. Estaba tan concentrada que de repente dijo: "¡Demonio, te mando al fondo del mar a comer pescado frito!"
  • Estábamos limpiando la iglesia mientras afuera llovía mucho; ya se había acabado el servicio. Entonces, me dijo un hermano que pusiera música. En eso empezó la canción "Manda la lluvia." A la mitad de la canción se escuchó 'pazszzz,' y se cayó una parte del techo de la iglesia y se metía toda la lluvia. El hermano, muy sorprendido, dijo: "Apaga eso, porque la canción que sigue es 'la iglesia quiere fuego'!"
  • En culto de jóvenes el pastor preguntó: "¿Cuál es el fruto del pecado?" Un joven dijo: "¿Qué, no es la manzana?"
  • En una gran ciudad había un hermano que estaba tan agradecido a Dios que pasaba todo el día en el trabajo alabando y dando gracia a Dios. También había un incrédulo que le molestaba que el hermano por todo dijera..."¡¡¡Gloria a Dios!!!"..."¡¡¡Alabado sea el Señor!!!" Un día el incrédulo le dijo: "Sabes que anoche soñé que habías muerto." El hermano gritó: "¡¡¡Gloria a Dios, estoy en la presencia del Señor!!!" El incrédulo, molesto, se marchó. Al otro día llegó y le dijo para molestar: "Sabes, volví a soñar contigo, ¡pero esta vez te vi en el infierno!" El hermano, sin perder el gozo, le respondió: "Alabado y Gloria a Dios...¡que fue un sueño!"
  • Estaba el pastor predicando con mucha convicción acerca de lo destructivo del pecado. En el culto asistía una persona nueva que el pastor no conocía. De repente, empezó el hombre desde su asiento a mover la cabeza, diciendo que no. El pastor entendió que el hombre no estaba de acuerdo con lo que decía. Así que el pastor con más coraje, celo, y abundancia de citas bíblicas trataba de convencerle. Pero el hombre seguía moviendo la cabeza como diciendo que no. Así estuvo todo el culto. Se acabó la predicación y el pastor se dio cuenta que el hombre seguía moviendo la cabeza. Lo que tenía era un 'tic' nervioso.
  • Estaba el pastor enseñando sobre la importancia del matrimonio. Entonces, preguntó, "¿Qué hubiera sido de Adán, si no fuera por Eva?" Le contestó uno de los hermanos: "Estaría en el Paraíso!"
  • Una hermana oraba constantemente: "Señor, quita las telarañas de mi vida!" Esto lo hacía siempre y había un hermano que la escuchaba preocupado. Una noche en que la hermana seguía en su letanía: "Señor, quita las telarañas de mi vida!", el hermano oró así: "Señor: ¡MÁTALE LA ARAÑA!"
  • Un pastor, recién regresado del instituto bíblico, fue nombrado para una iglesia de pueblo donde la mayoría de los creyentes eran campesinos. La primera noche en su presentación dijo: "Vengo a ustedes con hermenéutica, homilética, exégesis, apologética y cosmogonía!" De pronto se puso en pié un hermano anciano y le dijo: "Hermanito, hermanito yo también cuando vine aquí tenía artritis, diabetes y reuma, y el Señor me sanó, como también lo puede sanar a usted de todas esas enfermedades."
  • Un niño y su abuelo iban de camino a la iglesia, y por el trayecto encontraron un gatito. Tal fue la insistencia del niño por llevarse al gatito que el abuelo le dijo ¡que si! Antes de entrar a la iglesia el abuelo le dijo al niño: "Pásame el gato, que yo lo voy a guardar debajo de la manta." Durante la predicación el pastor señalaba que había hermanos que andaban con cosas ocultas, y dijo: "Hay hermanos que andan con gatos encerrados!" El niño, al no entender el dicho, le dijo susurrando al abuelo: "Abuelito, ¡suelta el gato!"
  • Mi cuñado se convirtió al Señor. Al cabo de varios días, el pastor anunció a la Iglesia que el próximo domingo se estaría celebrando la "Santa Cena". Sin comprender lo que esto era, mi cuñado le notificó a su esposa, quien era mi hermana carnal, que para el domingo no cocinara porque en la iglesia se celebraría una cena "santa," y que él le traería de lo que allí se le diera. Bueno, mi hermana no cocinó, esperando el regreso de su esposo. Para su sorpresa, su esposo regresó con nada en sus manos. Ella le preguntó por la parte que debió traerle a la casa, pero él le contestó que la cantidad que le dieron fue tan poca que apenas le alcanzó para él.
  • Había un hermano muy enfermo del estómago, y ya no aguantaba más. Así que fue al culto para que el pastor lo ungiera. Cuando comenzó, le dijo: "¡Espíritu, a ti te digo sal de ese cuerpo!" Pero el hermano ya no aguantaba más el dolor y la hinchazón, y ¡se le escapó un gas de cierta parte! Entonces el pastor dijo: "¡Espíritu, sal por donde sea, pero sal!"
  • En la iglesia llegó un hermano y dijo llorando: "Me quitaron mi carro!" Todo desesperado, el pastor le dijo: "No se preocupe, yo le presto mi carro para que trabajes." El hermano le dijo: "No sé manejar." "Entonces, ¿qué carro le quitaron?" El hermano contestó: "Mi carrito de helados!"
  • Después de que el pastor terminó de predicar acerca de que Dios lo hizo todo perfecto, se le acercó un hombre con una joroba, y le preguntó al pastor: "Pastor, si Dios hizo todo perfecto, ¿por qué yo tengo esta joroba?" El pastor le miró la joroba al hombre y exclamó: "Dios mío, ¡¡¡qué joroba tan perfecta la que le hizo a este hombre!!!"
  • En la iglesia se levantó una hermana y le dijo al pastor que estaba en el púlpito: "Pastor, deseo que ore por mi hija." El pastor le dijo inmediatamente: "¡Pase hermana!" Enseguida el pastor dijo a la congregación: "Oremos...Padre, en este momento yo reprendo y echo fuera a este demonio. ¡Fuera! ¡Fuera! En el nombre de Jesús..." Al terminar la hermana le dijo al pastor: "Pastor, ¡¡¡mi hija cumplió años!!!"
  • Un predicador compartía su mensaje, y ya llevaba alrededor de una hora y media y no acababa. En eso pasó una rana al frente del púlpito. Luego pasó otra rana y aun otra. Esto llamó la atención del predicador, quien de repente paró de predicar y asombrado preguntó: "¿Qué está pasando? ¿Qué significa esto?" Un hermano que estaba en la banca de atrás gritó: "¡¡¡Que dejes ir libre a tu pueblo!!!"
  • Invité a un compañero del trabajo a la iglesia. Mi pastor le preguntó en frente de la iglesia si ya conoció al Señor (o sea que si ya entregó su vida a Dios), y él le respondió: "¿Qué, me conocía a mi?"
  • En una ocasión sucedió un accidente de tránsito. Había mucha gente, y al llegar un policía cuestionó a una persona: "¿Es usted testigo?" Le respondió el interrogado: "No, ¡soy bautista!"
  • Mi pequeño hijo de cinco años me preguntó el otro día: "¿Por qué Dios sólo es un Dios de los 'patos'?" Él dijo que sabía que Dios era Dios de todos los animalitos. Entonces, tuve que indagar el "¿por qué?" de su teoría, y comenzó a cantar: "Dios de PATOS...que cumples tus promesas, que guardas tu palabra..." (Dios de PACTOS de Marcos Witt.) .



5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Judith te saludo de El Salvador, tu blog ha sido de mucha bendicíón para mi vida, es es que puedes pasar por mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com te tengo un regalido con mucho amor, lo puedes postear en tu blog, bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Noemi estaba revisando mi blog y vi tu comentario , espero te encuentre bien con gusto visitare tu blog

      Eliminar
  3. bendiciones me hermana los chistes estan buenisimo espero q siga añadiendo mas, estos chistes lo voya utilizar en mi programa radial q bendicion...

    ResponderEliminar
  4. EN UNA OCASIÓN SE BAUTIZO UN JÓVEN EN UN TINACO Y LOS HERMANOS CANTANDO Y HACIENDO RUIDO DE ALEGRIA NO SE DIERON CUENTA QUE LA BOMBA ESTABA PRENDIDA POR LO Q EL NUEVO CRISTIANO RECIBIÓ UNA BBUENA CARGA DE TOQUES

    ResponderEliminar

Me han Visitado