BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Paquetes turisticos Fuullday

Buscar este blog

Entradas populares

miércoles, 16 de septiembre de 2009

EL CORAZÓN




EL CORAZON

(PROVERBIOS 3: 1 – 6)
Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán. Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Atalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón; Y hallarás gracia y buena opinión Ante los ojos de Dios y de los hombres. Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.
El corazón es a menudo mencionado en las escrituras como la personalidad el Yo interior, la capacidad de pensar y decidir.
La Biblia atribuye al corazón características que no pueden aplicarse al corazón físico y que van más allá a la personalidad interior en otras palabras el verdadero yo es el hombre interior el corazón.
I EL CORAZON Y LA PERSONALIDAD.
El corazón piensa (Mateo 9: 4) Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones?
El corazón es la mente (Mateo 15: 16 - 20) Jesús dijo: ¿También vosotros sois aún sin entendimiento? No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina? Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre.
El corazón tiene conciencia (Hechos 2: 37) Al oir esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?
El corazón engaña (Jeremías 17: 9) Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?
II EL CORAZON Y EL CRISTIANO.
El corazón que agrada a Dios es un corazón que está de acuerdo con la Santa Palabra de Dios.
Es un corazón nuevo (Ezequiel 11: 19 – 20) Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios.
Es un corazón avivado por el Espíritu Santo (Efesios 3: 14 – 19) Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.
Es un corazón obediente a la Palabra (Proverbios 3: 1) Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos;
Es un corazón Misericordioso (Proverbios 3: 3) Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Atalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón;
Es un corazón que confía en Dios plenamente (Proverbios 3: 5) Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.
Es un corazón cuidadoso (Proverbios 4: 23) Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.
Es un corazón atento (Proverbios 2: 1 - 5) Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios.
Es un corazón prudente (Proverbios 16: 23) El corazón del sabio hace prudente su boca, Y añade gracia a sus labios.
Es un corazón guiado por Dios (Proverbios 16: 9) La sabiduría edificó su casa, Labró sus siete columnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me han Visitado